Los principios detrás de la compactadora de tornillo

Un principio mecánico muy básico y eficiente
El tornillo es el corazón de todos las compactadoras RUNI. Un principio mecánico básico que es tan evidente como lo es eficiente. Un tornillo normal se utiliza para convertir el poder de la rotación en movimiento horizontal de propulsión, que debido a que su momento es capaz de proporcionar mucha más presión.

El mismo principio se puede encontrar en un sinnúmero de ejemplos en la vida diaria. Todos sabemos cómo la gran fuerza utilizada durante un tornillo en movimiento se puede transferir, por ejemplo, en un perno, un tornillo de mesa de trabajo o un desmenuzador de carne

El robusto tornillo compactador de RUNI
El potente tornillo metálico de la compactadora RUNI recoge, aplasta y lleva el material hasta el final del tornillo, compactando así simultáneamente el material bajo una gran presión.

La contra-presión está suministrada por el material ya compactado en su lugar por las mandíbulas hidráulicos que son controladas electrónicamente.

Cuando la máquina está configurada correctamente, el tornillo seguirá presionando al material compactado a través de la mandíbula alcanzando así el nivel de compactación deseado.

La gran ventaja de la compactación de tornillo

  • Compactación continua de los materiales
  • Alto grado de compactación debido a la alta presión
  • Bajo consumo de energía debido al momento / fuerza del tornillo
  • No existe calor añadido. En cambio se usa el calor producido por la fricción de los materiales