Compactación de polvo de airlaid

Cuando el polvo se compacta, la estructura de las fibras de polvo se rompe, perdiendo así su forma de circular en el aire, y entonces se puede recolectar fácilmente en un contenedor.

El airlaid se utiliza para fabricar pañales desechables, toallas sanitarias, absorvente de carnes y como material de embalaje. A fin de reducir el riesgo de incendios durante la producción de estos productos es muy importante el poder controlar el polvo producido por este material.

Con un compactador RUNI de tornillo colocado directamente bajo una celda cerrada o silo se logra que el polvo acumulado se compacte directamente en bolsas de plástico ocupando así mucho menos espacio que el polvo suelto. Posterior a la compactación el polvo es adecuado para incineración contrario al polvo suelto. 

Tanto el polvo como los residuos de corte son soplados al compactador de tornillo RUNI donde la presión del aire es extraído a travez de una celda, todo el material cae así en la tolva cerrada. Durante la compactación, las fibras textiles cambian a una estructura suave, el material compactado puede así caer directamente hacía abajo a un recipiente. Si el material está muy seco puede este ser compactado directamente en bolsas plásticas sinfín. Otra alternativa es agregar un poco de agua por un soporte de boquilla en el proceso de compactación. Esto minimiza problemas de polvo. 

 

Contáctenos

Si necesitas más información o tienes preguntas sobre los productos RUNI, por favor, rellena el formulario abajo. Te respondemos lo antes posible.

Lee nuestra política de privacidad para obtener más información sobre las cookies