Pintura y restos de pintura puede ser separado de los cubos con la compactadora de tornillo RUNI en el mismo proceso. 

Destrucción de mercancía devuelta y producción errónea de los productores de pintura muchas veces resulta en problemas de almacenaje. Para centros de reciclaje puede ser un problema vaciar y compactar cubos de pintura medio vacíos. Al instalar la compactadora de tornillo RUNI se puede ahorrar almacenaje y tratado por separación y compactación de los cubos en el mismo momento. Los cubos compactados pueden ser vendidos para reciclar. El contenido de los cubos puede utilizarse para incineración. 100 % destrucción asegura que los productos no se revenden. Normalmente, el diámetro máximo de las latas debe ser de 230 mm que es el equivalente a un cubo de 10 litros. 

Las compactadoras de tornillo RUNI compacta y separa los cubos de forma contínua mientras que el contenido se exprime a un contenedor. Las máquinas tienen sensores incorporados que brinda el funcionamiento arranque-parada automático y puede ser alimentado manualmente o via cinta. Ambos la matríz y la bandeja de recolección es de acero inoxidable (AISI316) para aguantar los PHs bajos en los líquidos.

El tornillo rota lentamente para prevenir chispas/peligro de exploción. 

RUNI también ha desarrollado un nuevo modelo, la SK370, para compactar grandes recipientes metálicos y bidones con diámetros de hasta 600 mm.

Contáctenos

Si necesitas más información o tienes preguntas sobre los productos RUNI, por favor, rellena el formulario abajo. Te respondemos lo antes posible.

Lee nuestra política de privacidad para obtener más información sobre las cookies